• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:blog
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Las hernias inguinales son abultamientos o salidas anormales de intestino o tejido graso del abdomen hacia la región inguinal a través del conducto inguinal. Estos padecimientos son muy frecuentes y hay personas que tienen hernias que al no generar síntomas pasan desapercibidas.

Las hernias se pueden complicar con cuadros de dolor de intensidad variable en la región inguinal debido a un proceso llamado estrangulación, esto es, que el contenido de la hernia pierde el flujo sanguíneo al comprimirse dentro de la ingle y esto a su vez puede volverse un cuadro grave que amerite cirugía de emergencia.

El experto encargado de realizar la reparación de estos problemas es el cirujano general o gastrointestinal. Hay muchas maneras de hacerlo, con incisiones grandes, pequeñas, o incluso  mediante cirugía laparoscópica o mínima invasión, sin embargo, no importa la manera en que se reparen estos problemas, en la gran mayoría se debe intentar colocar una malla.

Esto se ha estudiado ampliamente y se ha observado que al colocar las mallas en el sitio de la reparación de las hernias se logra reducir la recurrencia y se logra mejor pronóstico a largo plazo sin la necesidad de volver a operar a los pacientes. Por otro lado los materiales de las mallas actualmente son muy ligeros, no generan reacción alérgica y además con el paso del tiempo de absorben lentamente.

Si tienes duda sobre algún problema de hernia en la región inguinal o en el abdomen, acude a una valoración con tu Cirujano de confianza con quien puedes platicar los pros y contras de la
colocación de malla en la reparación de tu hernia.

Deja una respuesta